Una nueva experiencia de
vida, armonizando espiritu y mente.

MÚSICA:      
Volver a la sección Terapias

  Lectura o Iniciacion en Registros Akashicos


Los Registros Akáshicos son una memoria universal de la existencia, un espacio multidimensional dónde se archivan todas las experiencias del alma incluyendo todos los conocimientos y las experiencias de las vidas pasadas, la vida presente y las potencialidades futuras. Este sistema energético contiene todas las potencialidades que el Alma posee para su evolución en esta vida y su verdadera razón de ser, el sentido de la existencia. Existe para el plano individual, planetario y universal con diferentes frecuencias vibratorias. En Egipto se conoce como las “Tablas de Thoth”, en la Biblia como “Libro de la vida“, en el Islam como “Tabla Eterna” y los Mayas los denominan el “Banco Psi”.

El adjetivo akáshico proviene de Akaśa, un término existente en el antiguo idioma sánscrito de la India, que significa ‘éter’, espacio o energía cósmica que penetra en todo el universo y es el peculiar vehículo que transporta el sonido, la luz, la vida. Ya los Rishis sabían de esta dimensión fundamental oculta que abarca todos los otros elementos: el prithivi (la tierra), el ap (el agua), el vata (el aire) y el agni (el fuego). Este Akasha contiene todos los elementos dentro de sí mismo y al mismo tiempo se halla fuera de estos sin limitaciones del tiempo y espacio. Es una matriz cósmica inobservable y omnipresente, el trasfondo sútil desde el cual surgen todas las formas inclusive nosotros mismos. El yogui Paramahansa Yogananda aclara: El Akasha subyace bajo todas las cosas y se convierte en todas las cosas; está oculta y tan solo se puede observar cuando se convierte en las cosas que vemos. Es la realidad fundamental del mundo.

Hoy en día hasta la ciencia empieza a ver las interrelaciones entre la forma y no forma, concibiendo esta realidad del nuevo paradigma Akáshico. (Vease los libros de Ervin Laszlo).

 

¿Por qué es tan importante saber del Akásha?

El Akasha nos abre los ojos a la dimensión profunda más allá de las cosas, el tiempo y el espacio; nos aproxima a la comprensión de la naturaleza fundamental del mundo y de nosotros mismos. Nos revela que debajo de la superficie de las apariencias hay un mundo interconectado “holograficamente in-formado” en el cual todas las cosas se encuentran inmersos en un entremado, se crean a si mismas y a través de sus conexiones cósmicas crean a todas las cosas. Nos hace consciente que realmente somos uno, nosotros, los seres humanos, el mundo, el universo, que el macrocosmos está en el microcosmos, y que nuestra acción le afecta al todo. Nos recuerda del poder creador que llevamos dentro, de las responsabilidades y las infinitas posibilidades.

A su vez nos puede acercar a la manifestación de nuestro potencial completo, sacar todas nuestras dudas, contestar todas nuestras preguntas. Nos podemos conectar con los Registros Akáshicos a través de nuestro Ser Superior y Guías Espirituales y revelar las respuestas a las preguntas más profundas del alma:

¿Para qué he venido?
¿Cuál es mi aporte único e irrepetible?
¿Por qué y para qué me pasa lo que me pasa?…
No hay ninguna pregunta que no encuentre respuesta en los Registros Akáshicos! La maravilla de los Registros no reside únicamente en ser la fuente de una inmensa cantidad de información, sino en su potencial para sanarnos, para activar nuestra Maestría Personal y el ADN,  en otras palabras vivir la vida que estamos llamados a vivir!

Estamos directamente conectados con nuestro Registro a través del ADN, dónde halla todo nuestro potencial latente, las capacidades multidimensionales ocultas. Ya es hora de aprender como usar estas potencialidades, como conectarnos con nuestras propias células  como honrar el cuerpo, que es el templo para nuestro alma y unir mente, emoción, cuerpo y espíritu. La plenitud, prosperidad y el bienestar los llevamos dentro, solo hace falta alinear las células y los diversos aspectos de nuestro ser con la conciencia, nuestro cuerpo espiritual para acceder a la salud plena y facilitar la presencia de una mente quieta como el agua de un gigante océano en su noche más calma e iluminada por la magnifica presencia del espíritu.

Todas las informaciones del alma se cargan al ADN que está directamente conectada con la Tierra, nuestra querida Gaia. Todas nuestras experiencias, pensamientos, emociones dejan una impronta energética en un plano sutíl de Gaia. Nada de lo que hacemos, pensamos, sentimos y experimentamos queda fuera del registro; cada aprendizaje, cada superación, cada acto amoroso hace una diferencia para ella. Sea el caso que ningún ser humano reconozca nuestra presencia y nuestro esfuerzo, tanto Gaia como el reino angelical, si lo están haciendo. ¿Podrías tú también realmente verte a ti mismo en esta nueva luz y valorar todo aquello que ya has hecho? Gaia nos conoce y nos ama sin condición ninguna, a cada uno de nosotros! ¿Cómo podría una madre no amar a sus hijos?

La entidad energética Kryon nos deja muy bellas enseñanzas detalladas acerca de este tema, a través de Lee Carroll. En este link encontrarás mayores detalles.

¿Cómo acceder a los Registros Akáshicos?

Accedemos a través de nuestro Ser Superior, los Guías espirituales, nuestra intención y apertura. No se puede entrar al menos que haya una elevada vibración y un propósito digno. Se usan por ejemplo oraciones sagradas para acceder, símbolos o llaves, pero cada vez hay más personas que pueden intuitivamente dar este paso y obtener el acceso, especialmente si su ADN o su Maestría de vida están activados.

Estoy convencido de que todo Ser Humano tiene la capacidad de acceder a ellos, inclusive a activar sus dones divinos, llegar a una conciencia elevada y una vida con un profundo sentido.  Ya no hay maestros “superiores” a los alumnos, reglas y jerarquías, cursos imprescindibles o libros milagrosos. Solamente hay aprendizajes compartidos, inspiración y evolución. Las formaciones pueden ayudar para tener más confianza en la práctica, hay múltiples técnicas, la más conocida es la de la oración sagrada, que para mi es algo incompleta como para saber canalizar bien. 

Los Registros Akáshicos son uno de varios caminos para el descubrimiento del verdadero potencial, de la magnificencia que yace en todo Ser. A través de la lectura se pueden activar cualidades de Maestría de vidas pasadas, es decir aquellas cualidades especiales que estaban presentes y activadas en alguna vida, pero no lo son en esta vida. En una sesión se revela el propósito único e irrepetible de la persona y se sabrá qué cualidad, competencia o don será necesario para cumplir con la misión en esta vida. Por lo tanto nos conectamos con esta cualidad, este dharma que sigue presente en nosotros en nuestra ADN, en el subconsciente, en la memoria de las células, y se activa para dejar salir el brillo que nuestro alma anhela manifestar!

 ¿Cómo me puede ayudar una sesión de lectura de Registros Akásicos para encontrar mi propósito y manifestar mi potencial verdadero?

Un ejemplo de una lectura de registros akashicos, para un matrimonio con sus familias enfrentadas.

REGISTROS AKASHICOS.- Consultante y flia. 

Amado, los lazos son como una enorme y asfixiante enredadera, que ha apretado sus vidas desde varias vidas. Todos tienen una conexión familiar, donde los roles han ido mutando, pero las vicisitudes han sido las mismas: el poder. Palacios con pasillos helados por el frío, pero calientes entre intrigas familiares que los han llevado a matarse entre hermanos, primos, sobrinos, padres. Mujeres fuertes, absolutamente arrastradas por la seducción de la supremacía económica y territorial. Hay luchas, muchas, sólo con la estrategia de la astucia y la intriga. Sin medida. Han ocupado un lugar de desamor y desvalorización. Hoy vienen a trabajar eso: el amor. Trabajo muy arduo a emprender porque deben prender la llama del amor incondicional. Hay que perdonarse y perdonar. Hay que cambiar la vibración. Hay que recordar que lo sucedido no resuelto se debe a que no hay cambios vibracionales. La fuerza de otras vidas ha surgido de un gran conocimiento que se utilizó mal, o tuvo consecuencias trágicas. El ego es un poder que se debe dejar de lado. El ego debe perder entidad, y deben aprender a encontrar en el otro, el reflejo de lo que queremos ser, o de lo que nos causó dolor o pérdida. Sanar. Sanar el alma, dándole el lugar de luz que pide desde hace vidas. Deben cambiarse de lugar. Deben desapegar para entender. Deben saber que la verdad no es de uno o de otro, y que no deben pelear por ser dueños de ella. La verdad no tiene dueño. La verdad surge sola después de trabajar el desapego y la evolución hacia el desprendimiento del ego. El ego es un velo que ponemos ante nuestros ojos, impidiéndonos ver más allá de nosotros, no como almas perfectas, sino como seres que “necesitamos “cubrir necesidades que no tenemos.

Trabajen el alma, no piensen en lo físico, y la recompensa vendrá sola. No necesiten tener razón. No se califiquen. Cada uno debe elegir el camino que los haga felices desde la esencia, no de lo material. Trabaje cada uno desde su lugar, alimentado el espíritu y devolviéndole la luz, que le es propia. Destapen el alma. Cada uno como individuo único e irrepetible. Y luego lo harán juntos. Como familia. Y se descubrirán, y se reconocerán. No como “enemigos” de vidas anteriores, sino como seres de luz, que tienen la misión de reinventarse para sanar. Aprendan a mirarse con ojos álmicos. Vean en los ojos de los hijos, la oportunidad de acompañarlos totalmente sanos espiritualmente. No olviden que todo es enseñanza. Tomen la vida como tal. La reflexión, la bandera blanca de tantas vidas guerreando. El olvido al apego a querer tener razón. Cada vida debe evolucionar según tiene destinado a hacerlo. Aceptar esa evolución del otro, hará que la vibración se coloque en el mismo tono y vendrá la armonía. Estamos en tiempos de re-conocimiento. Del ser. La esencia. El desapego. Utilicen los ojos álmicos para mirarse muy profundamente dentro de cada uno, y vean cuánta luz y perfección hay latiendo allí. Y ámense incondicionalmente, para poder amar al otro del mismo modo. Todos somos un desprendimiento de un solo origen. Todos somos parte de ese todo. No podemos mirarnos con otra cosa que no sea amor. El karma se diluye cortando cadenas ancestrales, sanando viejas ideas, reparando, reconociendo. Sólo importa el hoy. No lo dejen pasar. Les envían su amor.-

Recursos Relacionados